Logo

Mes: enero 2020

Reflexiones sobre la posición que propone la eliminación del Poder Judicial.-

(Respuesta a la propuesta del escritor,  Sr.Mempo Giardinelli) Las expresiones vertidas por el escritor, Sr. Mempo Giardinelli, propiciando la eliminación del Poder Judicial, de amplia repercusión en los medios provinciales y nacionales, merecen alguna reflexión al respecto. El silencio, ante la gravedad de ellas, rayanas con delitos del derecho penal, nos podría convertir en  cómplices; […]

read more

Reflexiones sobre la Ley de Emergencia Económica.-

¿SOPORTARÁ EL CONTROL DE CONSTITUCIONALIDAD DEL PODER JUDICIAL?

Las medidas más sobresalientes del Proyecto de Ley de Emergencia Económica, recientemente enviado al congreso de la Nación y que han sido ampliamente difundidas, han causado amplio debate en la sociedad; aunque, ya algunos  juristas de fuste  se hayan expido sobre la previsible constitucionalidad de algunos  artículos .

Pretender analizar un proyecto con modificación de tanta norma positiva, que deja sin efecto leyes en vigencia, altera normas impositivas, previsionales, etc. sería materia imposible de realizar ante un proyecto de ley tan profundo; no obstante deslizaremos algunas consideraciones para abrir el debate en la sociedad y los juristas que decidan abocarse al tema.

  • Sistema previsional:

Seguramente será uno de los temas que más  preocupará  a los legisladores, y  a la sociedad. Echar mano sobre los menguados ingresos que perciben los jubilados comunes, suspendiendo por 180 días sus incrementos, y facultando al Poder Ejecutivo que cada tres meses actualice los importes a  “voluntad” del Ejecutivo; difícilmente pueda encontrar acogida favorable en el Poder judicial.  

En un País con un proceso inflacionario descontrolado, al borde de una hiperinflación según pronostican algunos economistas, habla a las claras de lo irrazonable de la norma. Congelar jubilaciones, con un proceso inflacionario de magnitud, significa reducir sensiblemente el poder adquisitivo de los haberes jubilatorios. Se afecta, sin dudas, su derecho de propiedad; y con ello se hace palmaria su inconstitucionalidad-

  • Sistema Impositivo:

Numerosas normas modifican el régimen impositivo vigente, con el agravante que delegan en el poder ejecutivo la posibilidad de fijar la “alícuota” , hasta el 2,5% de  los bienes situados en  el exterior. Ergo, delegaciones de facultades del Poder legislativo al Ejecutivo; lo que sin dudarlo, es inconstitucional.

  • Retenciones a las exportaciones:

Se modifica las condiciones para las retenciones al campo.  Es decir, nuevamente, se afecta el derecho de propiedad de los productores, con normas que no están lejos de ser consideradas irrazonables y arbitrarias.

  •  Aportes Laborales:

Se faculta al poder ejecutivo Nacional a: 1) Disponer en forma obligatoria que los empleadores del sector privado abonen  a sus empleados incrementos salariales mínimos. Es decir, además de la insoportable carga impositiva que tiene el sector privado, se vuelve a poner más obligaciones sobre sus espaldas.

  • Transacciones en el exterior:

Se establece que por cinco años las operaciones de compra de billetes y divisas del exterior realizadas por personas humanas o jurídicas para atesoramiento , sin un destino específico destinado al pago de obligaciones, estará gravado con un 30%….Con esta operatoria se afecta tarjetas de debito, crédito, etc.. Ello motivó que el Dólar oficial no exista, y lo equiparen  al “blue”, al cargarle ese 30%  de carga impositiva.

Algunas Conclusiones:

Las reseñadas son algunas de las modificaciones que este proyecto pone a consideración del Congreso de la Nación; donde el peso de la mayoría se habrá de imponer, seguramente.  El tema radica en saber, de obtener sanción parlamentaria, ¿ si la ley que está próxima a sancionarse ,  resistirá el cuestionamiento sobre su inconstitucionalidad que se haga judicialmente de ella por personas que se consideren afectadas ?.  Los ejemplos que se podrían exponer son miles.

Se ve con nitidez una delegaciones de funciones  de  competencia estrictamente  legislativa, a la órbita del Poder Ejecutivo Nacional, con el argumento relevante de encontrarnos en  una “Emergencia Económica”, como sí este País no viviera  hace más de treinta años en tal situación.

Vemos un avance significativo sobre el derecho de propiedad, y sobre la división de poderes que prevee nuestra CN, principios constitucionales que deben ser respetados, y se encontrarían avasallados en este proyecto.

Si a las circunstancias expuestas, le agregamos que el Poder Ejecutivo le otorgó a los legisladores un día para su estudio y análisis, para pasar a debatirlo,  la conclusión luce con claridad meridiana. Estamos en presencia de un proyecto de ley, que seguramente llegará a su sanción y promulgación, y con  seguridad no pasará el control de constitucionalidad que hará el Poder Judicial, al cuestionarse  sus artículos.

Tal vez se tenga presente el tiempo en que tendrá vida esta ley, hasta que las acciones judiciales  lleguen a resolverse, y adquieran firmeza por el alto cuerpo Judicial del País; puede ser que esa sea la idea de los legisladores que , en mayoría, votarán el insostenible proyecto .  Circunstancias similares han  ocurrido en otras ocasiones;  el corralito bancario de otra época, en el cual se incautaron billetes de origen extranjero,   y depósitos de los ahorristas,  es un palmario ejemplo del avasallamiento del Poder Ejecutivo, que se otorgó funciones legislativas, y violó   el derecho de propiedad de los ahorristas.  Por suerte el Poder Judicial estuvo a la altura de las circunstancias y dispuso su restitución a sus dueños.

Esperemos que prime la razonabilidad en los legisladores, debatan y leguen a la sanción de  buenas leyes.  Leyes que incentiven la inversión privada, y el trabajo genuino, sin vinculación con el Estado; que reduzcan cargas impositivas, insoportables para las Pymes, que eliminen una legislación laboral obsoleta, que solo castiga a los empleadores con indemnizaciones impagables, e impiden que se generen nuevos puestos de trabajo, principalmente, por esta cuestión. Y, por sobre todas las cosas, que se ponga un plazo de razonabilidad al festival de los denominados “planes sociales”, que condenan a las personas a vivir 10 años o más, sin trabajar, y los obligan a buscar trabajo en negro, para no perder el plan social.

Para concluir diremos a los  señores Legisladores, que no es tan difícil legislar y  encaminarnos hacia un País serio, razonable, equitativo y justo, en el que reine la igualdad de posibilidades para todo el que quiera trabajar y progresar;   para el que dese estudiar y capacitarse, etc..   Solo se trata de ser “razonables” a la hora de sancionar leyes; de fijar reglas claras , respetar la Constitución Nacional,  la  seguridad jurídica,  y evitar conductas demagógicas y populistas que nos han llevado al lugar en que hoy estamos.

Para concluir, trasmito un sentimiento que recorre las redes sociales y medios de publicidad. “El pueblo espera de Uds , señores legisladores, algún aporte o contribución, reduciendo sus sueldos , y gastos descontrolados, la sociedad, esa que trabaja a diario, con seguridad se lo agradecerá.”.  

Ricardo Ariel González Zund. –