Logo

Our Posts

CORRALITO BANCARIO: SE AVIZORAN NEVOS ENFRENTAMIENTOS DE CRITERIOS EN EL PODER JUDICIAL

Hace poco tiempo la problemática provincial vinculada al denominado “corralito bancario”, ha tomado ebullición en los tribunales de nuestra provincia, principalmente por el cuestionamiento público en el órden Nacional al desempeño de algunos magistrados del interior. Actúa como causa agravante del malestar general el reciente fallo del máximo tribunal provincial, que, en votación dividida, dispuso la competencia “federal” del recurso de amparo interpuesto por una institución bancaria. Pese a que dicho pronunciamiento no debía, ni debe, hacerse extensivo a las demás causas en trámite, lamentablemente, algunos tribunales de primera instancia interpretaron que debían declararse incompetentes para seguir entendiendo en los mismos.

EL FALLO: AUTOS: B.B.V.A. S. ACCION DE AMPARO. Expte. N- 50.736/

El Excmo. S.T.J.CH., en un fallo dividido, que enfrenta los criterios jurídicos de la Dra. María Luisa Lucas, por una parte, y de los Drs. Ramón R. Avalos, Eduardo O. Molina, y Ricardo F. Franco, por la otra, RESOLVIÓ: 1.- DECLARAR la incompetencia del Superior Tribunal de Justicia del Chaco para entender en la presente causa. (el subrayado me pertenece) .- II. Remitir las actuaciones al Juzgado Federal de Resistencia…

  1. VOTOS DEL FALLO:

El voto de la minoría a cargo de la Dra. María Luisa Lucas, cuya posición jurídica compartimos desde que se hizo pública, y recientemente ha sido receptada y hecha propia, por dos Salas de la Excma. Cámara de Apelaciones de la ciudad de Resistencia, sostuvo: “… Estoy persuadida que no está lejano el día en que las provincias recuperarán la mayoría de las facultades que otrora delegaran a la Nación , porque las circunstancias y los tiempos cambiaron y las urgencias son mejor atendidas por los poderes provinciales, no solo por la inmediatez en las soluciones, sino también porque saben decir el derecho en defensa del interés nacional. Bueno es encontrar antecedentes que coincidan con nuestros pensamientos y valores; pero si no los hay, habrá que tener el coraje, la mesura y la prudencia de exponerlos. Ellos podrán luego ser compartidos o combatidos, pero bien pueden resultar el precedente que otros buscan. Sigo este criterio, de allí mi lógica, sincera y razonada convicción..”.-

El voto de la mayoría sostuvo: -“Entendemos que la legislación comprometida en este proceso (amen del decreto 1570/01, la Ley Nacional 25.561/02 de emergencia pública y reforma del régimen cambiario…y el reciente decreto 214/02, que impone restricciones a la disponibilidad de fondos depositados en entidades bancarias, ..), excede el marco del derecho común…, determinando la competencia “Federal” cuya intervención es inexorable cuando se discute la inteligencia de normas de la misma índole…”-

c) IMPORTANCIA PRACTICA DE LA CUESTIÓN:

El tema central de la cuestión radica en decidir la competencia o incompetencia de los tribunales provinciales para entender y/o seguir entendiendo en las acciones de amparo, cautelares, o autosatisfactorias, relativas al denominado “corralito financiero”. De estarse por la competencia provincial, serán nuestros tribunales los que continúen atendido su tramitación. Caso contrario deberán sustanciarse las actuaciones ante el Juzgado Federal.

En la práctica, declarar la incompetencia de los tribunales provinciales, significa privar, al menos en el corto plazo, al ahorrista del acceso a la justicia; lo que podría ocasionar un verdadero estado de “denegación de justicia”, tal como lo sostuvo algún tribunal del País.

Teniendo en cuenta que, solamente, con las medidas planteadas en la provincia han hecho colapsar los primeros meses del año en curso los tribunales de primera instancia, (nueve juzgado civiles en la capital, más los del interior), habla a las claras de ello. De ser remitidas dichas causas, y/o las que en lo suscesivo se intenten al Juzgado Federal de Resistencia, para que un solo Juez Federal, que ya tiene 60.000 expedientes en trámite, asuma intervención, les de trámite, las resuelva, y sustancie; significaría privar a toda persona del acceso a la justicia por esta vía, imposibilitando el recupero de depósitos a sus titulares.-

  1. SENTENCIAS CONTRADICTORIAS: PREVISIBLES CONFLICTOS:

Tal como sostuve en anteriores comentarios en este medio escrito, el fallo del Exmo. S.T.J.CH., no se expedía con respecto a las demás acciones en trámite en la justicia provincial, y solamente se remitió al caso concreto sometido a decisión. Es decir al planteo del B.B.V.A. BANCO FRANCES, respecto a las causas mencionadas en dicho amparo. Ninguna otra acción ha quedado comprendida en dicho resolutorio.-

Lamentablemente, la interpretación de los alcances jurídicos de dicho fallo no fueron las mismas en todos los tribunales de primera instancia. Algunos entendieron que, como consecuencia de dicha sentencia, debían inhibirse de seguir entendiendo en las medidas de amparo y autosatisfactorias, declarándose incompetentes y disponiendo la remisión de dichas causas al Juzgado Federal de la ciudad de Resistencia. Otros tribunales, compartiendo el criterio que expusimos públicamente en su oportunidad, mantuvieron su posición , sostuvieron su competencia, y continuaron con el trámite de las acciones según su estado procesal.

Ahora bien, en aquellas causas en las que los Srs. Jueces de primera instancia, se declararon incompetentes como consecuencia del fallo del Excmo. S.T.J.CH., por entender que el mismo les imponía tal criterio jurídico, fueron en su mayoría apelados por los profesionales que asisten a los ahorristas. La Excma. Cámara de Apelaciones, (al menos dos de sus Salas ) han resuelto la competencia de los tribunales provinciales para seguir interviniendo.

La fundamentación jurídica de estas sentencias de la Excma. Cámara de Apelaciones, de impecables argumentos, en caso de ser recurridas ante el máximo órgano judicial de la provincia, dejan abierta la posibilidad de un nuevo enfrentamiento de criterios jurídicos con el máximo órgano judicial de la provincia; ya a esta altura al borde del “strepitus foris”.

Rescato de este fallo de Cámara dos aspectos dignos de mencionar:

  1. “..Como lo ha sostenido la Sala Segunda , Expte.N- 44/02:”…para distinguir si el asunto corresponde a un juez nacional o provincial debe estarse a reglas vinculadas al territorio –domicilio de las personas-, a la materia, y a las personas. Con respecto al primero, siendo la competencia prorrogable, la cuestión no merece reflexiones. Examinada en consecuencia la relación jurídica que sirvió de base a la cuestión litigiosa, se advierte que se trata de un contrato de derecho privado, de carácter comercial, celebrado entre dos partes que revisten la condición de sujetos de derecho privado. Por ello, la justicia provincial resulta competente para conocer en este proceso ….”. “…En el caso concreto de autos, la causa de los amparos, atacados por el presente se halla en el contrato de depósito bancario y en el incumplimiento que se atribuye a la institución financiera demandada, …esa relación jurídica tiene indudable naturaleza común, a la que se debe aplicar el derecho común. Esta circunstancia tiene importancia para determinar la competencia provincial, al tener que interpretarse y aplicarse los códigos de fondo….”.-
  2. “Ante la reiteración de arbitrariedad , los jueces debemos retomar la buena senda y ante situaciones de gravedad institucional responder con decisiones que no marginen las angustias de la sociedad Argentina. No es posible que el criterio de independencia absoluta pueda ser sustituído por el acompañamiento del programa de gobierno…” .-
  3. Conclusiones:

Plantee en alguna oportunidad en una publicación de mi autoría en DIARIO NORTE, el interrogante referido a si el máximo tribunal provincial enfrentaría el criterio jurídico de los tribunales de primera instancia respecto a la competencia que ellos se atribuyeron para la tramitación de causas judiciales sobre cuestiones del denominado “corralito financiero”. Con votaciones diametralmente encontradas en su seno, el S.T.J.CH. indirectamente contradijo a los juzgados de primera instancia, y sostuvo al menos en relación a esa causa, la competencia “federal”. Ahora, de mantener su postura, deberá el alto cuerpo enfrentar el criterio jurídico no solo de los tribunales de primera instancia, y de quienes en el ejercicio de la profesión hemos asumido tal criterio, sino también de los magistrados de la Excma. Cámara de Apelaciones de esta ciudad, quienes ya se han expedido a favor de la competencia “provincial”.

Por último, reitero lo expuesto en alguna oportunidad en este medio escrito, “…las secuelas económicas no solo para los ahorristas de la provincia, sino para todos los que habitamos este Chaco gredoso, reposan en la decisión final que asumirá el alto cuerpo judicial de la provincia.

Especial para DIARIO NORTE

Dr. Ricardo A. Gonzalez Zund.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.