Logo

Our Posts

CUANDO LA REALIDAD ECONÓMICA ENFRENTÓ A LOS PODERES EJECUTIVO Y JUDICIAL.-

No he de realizar en el presente un análisis político de los recientes acontecimientos de gravedad institucional; desencadenados, en gran medida, -a mi criterio-, por la disconformidad de la sociedad con el rumbo económico del País, el comportamiento “autista” del gobierno central, una diligencia política incapaz de brindar las soluciones adecuadas a la problemática actual, sospechada, además, de corrupta en todos sus estamentos. El pueblo, en el cual incluyo todas las clases sociales, -si es que han quedado más de dos-, ha dicho basta porque ha llegado al límite de lo tolerable. Las consecuencias son conocidas por todos. Lamentable, y dolorosamente, se tuvo que llegar a la pérdida de varias vidas humanas, y a una situación de anarquía sin precedentes en el País, para que el Sr. Presidente de la Nación, y su equipo de colaboradores, den un paso al costado. –

En la actual situación son varios los temas jurídicos a abordar, desde la óptica de las consecuencias que todo este desmanejo económico, violaciones legales y constitucionales han generado, o generarán. Intentaré exponer algunos de ellos:

  1. Cuando el Poder ejecutivo enfrentó las decisiones judiciales:

Una de las consecuencias de gravedad institucional, más relevantes que ha dejado el no acatamiento a los fallos judiciales por parte del poder ejecutivo, o reparticiones administrativas de este; es el enfrentamiento suscitado entre los poderes del estado, y la no sumisión a las decisiones judiciales.

Por una parte, un ministro de economía, devenido en dueño absoluto, no solo del ministerio a su cargo, sino del dinero de todos los Argentinos, pretendió – y lo hizo-, con un par de decretos ministeriales, pasar por alto la totalidad del normativa legal vigente, e incluso violar abiertamente la Constitución Nacional. Redujo remuneraciones, inmobilizó el dinero de los ahorristas, nos obligó a bancarizarnos, con el incremento de gastos, pérdida de tiempo que ello significa, etc.

Por otra parte, un poder judicial, que en su base es independiente y apolítico , estuvo a la altura de las circunstancias. Respondió aplicando la ley, ordenando al sistema bancario el cumplimiento de las sentencias recaídas a favor de particulares que han intentado por la vía correspondiente –medidas cautelares, autosatisfactorias, amparos, etc. – el restablecimiento del orden jurídico violado por los decretos ministeriales. Nos quedará la duda que hubiera resuelto al C.S.J.N. de llegar estas causas a sus estrados, teniendo en cuenta la permeabilidad política que se le endilga.-

Llegó el conflicto de poderes: El Poder ejecutivo, o reparticiones administrativas de él, no solamente no acató en forma inmediata, como debería ser, los fallos judiciales –medidas cautelares, amparos etc-; sino que desafío y desobedecio las decisiones del poder judicial. Esta desobediencia, según lo informado por los medios, lo era por expresas instrucciones de aquel ministro omnipotente, pretendiendo que con la simple lectura de una resolución del B.C.R.A. a los oficiales de justicia que notificaban las decisiones judiciales, las dejarán sin efecto.

Esto ocurrió en reiteradas oportunidades, es de conocimiento público, y es vergonzoso para un País que, no hace mucho tiempo ha ingresado a la vida democrática nuevamente.

Sí queremos vivir, precisamente, en democracia; sí queremos un País serio y creíble; sí queremos un País en el que haya plena ocupación, sí queremos que los empresarios del mundo vengan e inviertan en el País; debemos ofrecer, en forma inclaudicable, “seguridad jurídica”. Debemos, inexcusablemente, contar con un Poder Judicial, ágil, independiente, y diligente; apegado en forma irrestricta a la Constitución Nacional, y a las leyes dictadas en consecuencia, en tanto y en cuanto no sean violatorias de ella. El poder político no debe tener la más mínima ingerencia en sus decisiones. Y, por último, sus fallos deben ser acatados tanto por el poder ejecutivo, como por el poder legislativo. Caso contrario difícilmente podamos tener el País que todos anhelamos y soñamos.

  1. Consecuencias económicas del desmanejo económico y legal:

El segundo aspecto que me preocupa profundamente por las consecuencias que encierra, se refiere a las secuelas económicas que traerán todos estos yerros del gobierno central, y cambios en la normativa legal, por vía de decretos ministeriales .

  1. Con relación a los saqueos y actos de vandalismo:

Pocas dudas se presentarán entre los juristas de fuste con respecto a la viabilidad del reclamo indemnizatorio por los daños y perjuicios sufridos por los particulares, empresarios, comerciantes, etc., contra el estado nacional, y/o provincial, por el defectuoso y negligente ejercicio del poder de policía . Aquellas personas a las que le robaron o quemaron sus bienes, aquellos familiares de personas fallecidas, aquellas personas lesionadas, etc. por los acontecimientos de público conocimiento, seguramente reclamarán al Estado la indemnización de los daños sufridos.

Tal vez podemos discutir en derecho, si esa responsabilidad alcanza , o es extensiva , a los funcionarios públicos que generaron el caos en el País, y/o tuvieron a su cargo el control de la seguridad pública, y no estuvieron a la altura de las circunstancias . Adelanto mi opinión en sentido favorable. La responsabilidad en el pago de las consecuencias indemnizatorias debe extenderse a los funcionarios públicos negligentes en el ejercicio del cargo desempeñado . Omito expedirme sobre los argumentos técnicos jurídicos que abonan mi conclusión por cuestiones de espacio.-

En síntesis, otra vez el pueblo en su conjunto deberemos soportar el pago de indemnizaciones provocadas por saqueos, robos, incendios provocados, pérdida de vidas humanas, etc.

  1. Con relación a las consecuencias de una desvalorización monetaria, al apartamiento de la ley de convertibilidad, o dolarización:

Por ley el estado se comprometió hace años a mantener la paridad uno a uno, de nuestra moneda de curso legal , con el Dólar Estadounidense. ¿Qué ocurrirá cuando se cambien las reglas de juego?. ¿Qué ocurrirá cuando todas aquellas que decidieron realizar operaciones contractuales –hipotecas, prendas, compra y venta, etc.-, amparados por esa normativa legal –ley de convertibilidad-, adviertan que una de las partes se enriqueció, y la otra se empobreció, por este cambio de disposiciones?. Seguramente se iniciarán acciones legales reclamando el reajuste de las contraprestaciones, y se demandará al Estado Nacional, reclamando la indemnización del daño sufrido por no haber cumplido con las leyes que, en su oportunidad, sancionó.-

No habiéndose resuelto aún las modificaciones legales que el gobierno intentará llevar a la práctica, reservo el comentario de este tema .-

Concluyo el presente transcribiendo el comunicado emitido por la Asociación de Abogados de Bs. As.; y haciendo llegar a todos los lectores de Diario Norte, que apoyan a este medio escrito que informa objetivamente, y genera trabajo sin depender para ello de las arcas del estado, el deseo del reencuentro de todos los argentinos en esta Navidad, manteniendo “un alto y profundo horizonte de fé”.-

Especial para DIARIO NORTE

DECLARACIONES DE LA AABA

ANTE LA GRAVE SITUACION NACIONAL

La Asociación de Abogados de Buenos Aires, ante la grave crisis que atraviesa la República, declara:

1) Que las autoridades deben cumplir estrictamente con lo establecido por la Constitución Nacional, anulando las leyes contrarias a ella y los inconstitucionales decretos de necesidad y urgencia.

2) Que la renuncia del Presidente debe ser acompañada por la renuncia o la inmediata remoción por juicio político de los integrantes de la CSJN que hayan sido cómplices del poder durante los últimos doce años. Sus escandalosos fallos, reiteradamente censurados, coadyuvaron a provocar la situación que nos aflige. 

3) Exigimos la investigación de la conducta del ex Ministro del Interior, del ex Secretario de Seguridad, del Jefe de la Policìa Federal, policías y demás partícipes de la brutal represión ejercida contra la ciudadanía, mientras se toleraban robos y saqueos. 

Exigimos la inmediata libertad de los centenares de personas que aún continúan arbitrariamente detenidas y repudiamos las 26 muertes violentas ocurridas en estas últimas 48 horas.

4) Exhortamos a las nuevas autoridades a remover las causas de la crisis, cambiando el modelo económico para obtener la reactivación, una equitativa distribución de la riqueza y la restitución de la dignidad de trabajar a todo el pueblo, priorizando saldar las deudas internas antes que la deuda externa. 

Buenos Aires, 21 de diciembre de 2001.

Ernesto J. Moreau                       José María Pizzorno
 
Secretario General                                   Presidente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.